El evento se llevó a cabo en el Palacio de los Deportes. Unas 2.200 ingresaron a lo largo del día.

Al final del día, no todas las 461 personas que se inscribieron para intervenir en el cabildo abierto como aporte a la discusión del proyecto de Acuerdo del Plan de Ordenamiento de Bogotá (POT) participaron en esta discusión ciudadana.

El evento se llevó a cabo en el Palacio de los Deportes. Al principio de la jornada, el escenario estuvo atiborrado de ciudadanos. Se calcula que ingresaron 2.200 a lo largo del día.

La mayoría eran recicladores de oficio que tuvieron como representantes a Nora Padilla y Silvio Ruiz. Este líder propuso que el POT mantenga las bodegas tradicionales de reciclaje, que se creen mecanismos de registro para las que no están inscritas y que se habilite el mercado del material reciclado.

Pero luego de la intervención de ellos dos, el escenario se fue desocupando y prácticamente quedaron los funcionarios y algunas comunidades. Allí expresaron sus opiniones y análisis ciudadanos de diferentes barrios que llegaron a preguntarle de frente al alcalde Enrique Peñalosa si era verdad que iban a autorizar bares de alto impacto en sus zonas residenciales, a hacer renovación urbana sin tener en cuenta a los habitantes y sus historias, sobre la restricción de parqueaderos, entre otras inquietudes.

El alcalde Peñalosa advirtió, en rueda de prensa, que “la mayoría de las protestas contra el POT se basan en mentiras que les han dicho a los ciudadanos”.